Derechos de las y los consumidores

Son aquellas facultades o prerrogativas que se le reconocen a todo ser humano cuando es consumidor de bienes o servicios. A pesar de incurrir en una tautología, los derechos de los consumidores no son nada distinto a “los derechos que tenemos cuando consumimos algún producto o nos prestan algún servicio, bienes o servicios que ponen a nuestra disposición proveedores, productores, distribuidores o prestadores”. 

Estos derechos surgen en el marco de una relación de consumo y definen hasta dónde van los derechos de los y las consumidoras, y cuáles son las responsabilidades que en consecuencia se generan para los proveedores, productores y distribuidores.

Una de las características de las relaciones de consumo presentes en el modelo económico que predomina a nivel mundial, el capitalismo, es que hay una parte fuerte y otra parte débil, los productores y proveedores se consideran la parte fuerte, en tanto son quienes conocen de primera mano el contenido real y la forma de fabricación de los productos que ponen en el mercado, mientras que los consumidores quedan sujetos a confiar en que lo que les ofrece el mercado, es lo que dice ser, pero en realidad no pueden constatar la calidad y la bondad o defectuosidad de los productos sino hasta que los han adquirido. 

Según la disciplina jurídica y las reglas contractuales, en las relaciones de consumo hay un contrato donde los consumidores no pueden negociar las condiciones del contrato, sino que se adhieren a lo que ofrecen productores o proveedores de bienes y servicios. Consumidores (parte débil de la relación) y productores o proveedores (parte fuerte de la relación) no están en igualdad de condiciones; este desequilibrio en las relaciones de consumo es lo que lleva a los Estados a reconocer derechos en favor de los consumidores y a establecer obligaciones para los productores, protegiendo así a la parte débil; se podría afirmar que los derechos de los consumidores surgen como límites necesarios al abuso de los productores de bienes y prestadores de servicios, cuyo desarrollo y eficacia brindan herramientas agiles de acción y protección a los consumidores.

El Derecho del Consumo, que reconoce los derechos de los consumidores, no sólo pretende que los consumidores tengan acceso a productos de calidad, y que estén protegidos de los riesgos que puedan implicar ciertos productos, sino que también busca que ante la ocurrencia de daños por el consumo de algún bien o servicio, los afectados puedan acceder a la justicia y obtengan reparación.

Publicaciones:

Consultar: Derecho de los consumidores: llamado a la acción.

 

Cuáles son los derechos de las consumidoras y los consumidores

En Colombia a través de la Ley 1480 de 2011, por medio de la cual fue adoptado el Estatuto del Consumidor, se consagran los siguientes derechos de la población en su condición de consumidora: 

  1. Derecho a recibir productos de calidad: en otras palabras, que el producto sí cumpla con las condiciones anunciadas y esté respaldado con la garantía legal.

  2. Derecho a la seguridad e indemnidad: es decir, que los productos ofrecidos no pongan en riesgo ni perjudiquen a quien los consume.
  3. Derecho a recibir información; sobre este derecho es necesario resaltar las características que según la ley, debe tener la información, a saber: “información completa, veraz, transparente, oportuna, verificable, comprensible, precisa e idónea respecto de los productos que se ofrezcan o se pongan en circulación, así como sobre los riesgos que puedan derivarse de su consumo o utilización, los mecanismos de protección de sus derechos y las formas de ejercerlos”.
  4. Derecho a recibir protección contra la publicidad engañosa, la cual se entiende como “Aquella cuyo mensaje no corresponda a la realidad o sea insuficiente, de manera que induzca o pueda inducir a error, engaño o confusión.” De acuerdo con nuestro ordenamiento jurídico, para hacer efectivo el derecho de estar protegidos contra la publicidad engañosa, el Estado debe adoptar medidas idóneas al respecto.  
  5. Derecho a la reclamación, que puede ser ejercido cada vez que el consumidor considere que debe ser reparado por que sufrió algún daño, con ocasión del consumo de cierto bien o servicio.
  6. Protección contractual, esto es, derecho a que los contratos de adhesión no tengan cláusulas abusivas.
  7. Derecho de elección, que según la Ley es poder elegir libremente los bienes y servicios que se requiera. Recordemos aquí que para poder hacer elecciones libres, lo primero que se les debe garantizar a los consumidores, es información cierta y verificable sobre los bienes o servicios ofrecidos por productores y prestadores; si la información es incompleta, falsa o confusa, es decir si está viciada, la elección también lo estará.
  8. Derecho a la participación, los consumidores tienen derecho a asociarse en defensa de sus derechos e intereses, tienen derecho a participar y a que quienes cumplen funciones públicas los escuchen a la hora de adoptar leyes o reglamentos que les conciernen.
  9. Derecho de representación, esto es, los consumidores pueden delegar su participación en los representantes que elijan, que bien pueden ser personas naturales o jurídicas.
  10. Derecho a informar: Los consumidores, sus organizaciones y las autoridades públicas tendrán acceso a los medios masivos de comunicación, para informar, divulgar y educar sobre el ejercicio de los derechos de los consumidores.”
  11. Derecho a la educación: es decir recibir educación respecto a nuestros derechos como consumidores.
  12. Derecho a la igualdad, que en palabras de la Ley significa “Ser tratados equitativamente y de manera no discriminatoria.”Derechos de los consumidores
  1. Ley 1480 de 2011 por medio de la cual fue expedido el Estatuto del Consumidor. Art. 2.
  2. Artículo 3, Ley 1480 de 2011.
  3.  Artículo 5, numeral 13 de la Ley 1480 de 2011.
  4. Artículo 3, Óp. cit.
  5. Artículo 3, Óp. Cit.