Woman smoking with electronic cigarette

El siglo XXi ha llegado con una reformulación autoimpuesta por la industria tabacalera en busca de un “mundo libre de humo”, que no es más que una estrategia para vender sus productos a partir de afirmaciones a menudo engañosas que buscan reflejar una imagen de seguridad en sus nuevos productos y así distanciarlos en imagen frente a sus cancerígenos antecesores.

Hoy en día evidenciamos una explosión en la publicidad, promoción y patrocinio de dispositivos electrónicos para fumar tabaco, que atendiendo a las ultimas tendencias en diseño y mercadotecnia, buscan posicionarse como parte de nuestras costumbres sociales.